nuestra delicia

Mira en esos canales cómo duermen los barcos que tienen corazón de vagabundos; a ti acuden de tierras muy remotas queriendo cumplir cuantos deseos haya en ti. En su ocaso los soles vestirán estos campos, los canales y toda la ciudad, de jacintos y de oros; se ha dormido la tierra envuelta en una ardiente claridad.
Allí todo es belleza, todo es orden, todo lujo y quietud, nuestra delicia.

La Invitación al Viaje, de Carlitos Baudelair
en Las flores del mal


Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s