hasta el día siguiente

La filosofía abstrusa, al fundarse en una concepción que no puede entrar en la esfera de los negocios o de la acción, se desvanece cuando el filósofo deja las sombras y sale a pleno día, y sus principios son incapaces de mantener cualquiera clase de influencia sobre su conducta y comportamiento. Los sentimientos de nuestro corazón, la agitación de nuestras pasiones y la vehemencia de nuestras afecciones disipan todas sus conclusiones y reducen al profundo filósofo a un mero hombre de la calle.

Hume.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s